domingo, 17 de junio de 2007

17 DE JUNIO

Hoy es un día normal, quizás algo más lluvioso de lo que estamos acostumbrados en estas fechas.
Hace 24 años que vi el mundo por vez primera. La verdad es que no me parece ni mucho ni poco ("ni para comerse el coco", como dirían Hombres G). No es un día ni alegre ni triste, es posible que sea un punto de inflexión, que me da la oportunidad de recapacitar y plantearme ciertas cosas.
Hoy es un día en el que hablo con personas a las que no veo más que en 2 ó 3 ocasiones al año, y con las que tampoco hablo a menudo. Familiares y amigos que, por la inercia del día a día, se van quedando en su mundo inexpugnable, pero que abren una ventana en el fortín que han construido para sacar la cabeza y desearte lo mejor. Me parece bien, la verdad. Me resulta gratificante saber algo de ellos después de tanto tiempo.
En fin, hoy es mi cumpleaños, soy feliz, y espero seguir así.

Existen unos relatos, narrados por el jefe samoano Tuiavii de Tivea, en los que describe al hombre blanco y todo lo extraño desde su punto de vista. Uno de estos relatos habla sobre la percepción del tiempo, y de los cumpleaños. Leed este fragmento, es muy curioso:

"Hay Papalagi que dicen no tener nunca tiempo. Caminan aturdidos como si hubieran sido tomados por un aitu y dondequiera que se muestren provocan desastres, porque han perdido su tiempo. Estar poseído es una terrible enfermedad que la medicina del hombre no puede curar y que contagia a muchos otros, volviéndolos profundamente infelices.
Porque los Papalagi siempre están asustados de perder su tiempo, no sólo los hombres, sino también las mujeres y hasta los niños pequeños; todos saben exactamente cuántas veces el sol y la luna se han levantado desde el día en que vieron la gran luz por primera vez. Sí; juega un papel tan importante en sus vidas, que lo celebran a intervalos regulares, con flores y fiestas. Muy a menudo he observado que la gente tenía que avergonzarse por mí, porque me preguntaban mi edad y yo empezaba a reírme y no la sabía. «Pero tú tienes que saber tu propia edad». Entonces guardaba silencio y pensaba: es mejor para mí no saberla.
¿Cuántos años tienes?, significa cuántas lunas han vivido. Examinar y contar de ese modo está lleno de peligros, porque así se ha descubierto cuántas lunas suele vivir la gente. Entonces guardan eso en la mente y cuando han pasado una gran cantidad de lunas, dicen: «Ahora tengo que morir pronto». Se vuelven silenciosos y tristes y, en efecto, mueren después de un corto período".

La Hermanita de la Caridad

8 comentarios:

Callejuelo dijo...

Bueno pues felicidades de nuevo auque ya lo hice anoche via sms. Es verdad lo que dice el cuento ese, mejor no pensar en cuando nos tiene que llegar el momento sino de disfrutar o intentarlo en cada momento. Saludos y se feliz

Arkaninger dijo...

Felicidades :-)

Muy bueno ese relato, lástima que nos llegue demasiado tarde... a ver quién es capaz a estas alturas (y en esta sociedad) de olvidar su propia edad...

Hermanita de la Caridad dijo...

Estamos dentro de la dinámica del tiempo y, queramos o no, estamos inmersos en él. Si no miraramos el tiempo, no sacaríamos adelante ni estudios, ni trabajo, ni vida, aunque nos pese que sea así.
Gracias por vuestras felicitaciones.
Besos

Anónimo dijo...

Ostias...se me paso jeje tanto caminar por el camino, deja la cabeza aturdida.

¡¡¡Muchas felicidades!!!

PD: Ya te llamo ;)

Abel dijo...

Mira que te vi ayer y no me acorde de felicitarte... vaya memoria la mia, jejeje, bueno ya lo hago por aki, muchas FELICIDADES¡¡¡ y que este año sea mejor o por lo menos igual q el ya pasado, saludos.

Hermanita de la Caridad dijo...

No os preocupéis, hombre! No pasa ná. Gracias...
Abel, veo que te has decidido a abrir un blog, aunq no se puede entrar.
Saludos

La Criticona dijo...

ya te felicité en el romerito, pero lo vuelvo a hacer nuevamente. y que cumplas muchos más, auunque eso sí, poco a poco y disfrutando lo vivido. besitos.

migue dijo...

dicen que mas vale tarde que nunca, no? Felicidades, aunque ya te lo dije en persona.

Blog Widget by LinkWithin