jueves, 24 de mayo de 2007

OTRO AÑO SIN ROCÍO...


... y ya van 3!

Hoy jueves, como cada año, Rociana coge sus bártulos y se va por los caminos hasta llegar a la aldea del Rocío.

Hace ya algunas semanas Rociana huele a Romería: los jinetes montan sus caballos, las flamencas dan los últimos retoques a sus trajes, se limpian los botos, se engalanan los carros...

Y yo, otro año sin poder ir. Este año, no era aconsejable hacer el Camino, ya que con la operación, ese fue el consejo de mi médico. El año pasado estaba trabajando en Madrid, y el anterior estudiando en Sevilla.

Al menos, los anteriores no he podido ver como se va mi pueblo, lleno de alegría, tirando cohetes, cantando y tocando las palmas. Este año, con mi medalla cerca del corazón, he salido a la puerta a despedir a los peregrinos, a desearles un buen Camino. Un escalofrío ha recorrido mi cuerpo al recordar tantos años por las arenas, compartidos con tantas personas, y vividos de manera tan diferente.

Y es que el Camino es otro mundo cada año. A caballo, andando, tractor... cada medio de transporte te ofrece sensaciones distintas, momentos inolvidables. Yo he tenido la suerte de disfrutarlo de todas esas maneras, destacando el año que lo hice con mi caballo, mi Rociero, que fue un año en el que la lluvia aparecía de manera intermitente para asentar las arenas.

Esta noche, al irme a dormir, besaré mi medalla al colgarla en el cabecero, miraré mis botos y mi traje, y me consolará saber no que el Rocío es todos los años, sino que es todo el año.


Como cantan los Marismeños: "Que el Rocío es todo el año, no es solo la romería, hay que soñar con la Virgen a todas horas del día".


La Hermanita de la Caridad

5 comentarios:

La Criticona dijo...

Ya somos dos

abel dijo...

Yo pude hace varios años organizar un día de camino al rocío con mi reunión, el primer año que tenia la oportunidad y ganas de hacerlo, después de varias semanas preparando salimos con el tractor y un remolque ( adornado a nuestra forma... ). Ya por esas fechas yo sabia el tema de mi alergia, pero pensé que con los medicamentos no tendría problema, pobre de mi cuando hicimos la primera parada en el pino cáceres, empecé a estornudar, los ojos me lloraban... en fin, los síntomas típicos, se ofrecieron a llevarme a casa, pero las ganas de llegar al rocío eran mayores, así que continué el camino con mascarilla puesta, hartándome de pastillas ( antihistamínicos, mal pensaos... ) y conseguí llegar, desde entonces no lo he vuelto a hacer, y no por falta de ganas. Espero encontrar un medicamento de aquí al año que viene, que me pueda aliviar los síntomas y ya no solo hacer el camino, si no quedarme los días que dura la romería...

Hermanita de la Caridad dijo...

Puede que inventen caballos hipoalergénicos!
La verdad es que es un rollo no poder hacerlo por culpa de la alergia. Yo por ahora no sufro ese problema.
No te preocupes, que seguro que algo sacarán,

Callejuelo dijo...

Hermanita el próximo año será pero te podías haber pasado a dar una vuelta por lo menos otro día. Abel lo tuyo es una putada, así que como te escuchado este año, "para el año que viene, tratamiento de choque" suerte

Hermanita de la Caridad dijo...

Sí, Calle, ya lo sé. Pero el único día que podría haber ido era el sábado, pero con la comida que hicimos ya me acosté lo suficientemente tarde, y me tenía que levantar para lo de las elecciones.
Pues eso, como tú dices, el año que viene será.

Blog Widget by LinkWithin