jueves, 9 de julio de 2009

Me he decidido (Trabajo Social)

Nunca tuve claro lo que iba a estudiar cuando me llegara el momento. Desde siempre me han gustado mucho las matemáticas, pero también los idiomas... y un montón de cosas más.

Fijaos si no lo tenía claro que llegué al instituto sin saberlo y, cuando me tocó decidir la rama de bachiller que iba a escoger, me decanté por la de ciencias, ya que no se me ocurría otro tipo de carrera que me pudiera gustar. Por esos tiempos, pensaba estudiar Matemáticas o Ciencias de Mar, o algo parecido.

Pero fue pasando el curso y empecé a mirar las posibles carreras y... allí la vi, como una revelación: Turismo. Estuve mirando la asignaturas y demás y me pareció muy atractiva. A esta carrera se podía acceder desde cualquier bachiller pero, estaba claro que había más facilidades para persona que venían del de Ciencias Sociales, ya que algunas asignaturas coincidían y esto te daba una base que te facilitaba luego el estudio de las mismas.

Hablé con mi tutor, pero me dijo que ya estábamos a final del curso y que era imposible cambiarme, igual de imposible que hacer un 2º de bachiller de sociales. Pero, aún había una posibilidad, aunque a todo el mundo le parecía una locura: en el mes que quedaba de curso, prepararme las asignaturas que debía haber dado en todo el año, y hacer todos los exámenes (yo ya había aprobado las de Ciencias). Me recomendaron que no lo hiciera, pero soy bastante cabezona. La verdad es que me ayudaron mucho, compañeros facilitándome sus apuntes y profesores haciendo un sobreesfuerzo (amén de engañar un poco al inspector, que no estaba para nada de acuerdo con esta operación). El resultado: aprobé con bastante buena nota y al año siguiente pude hacer el segundo curso de esta rama.

Luego llegó mi lucha con la selectividad. Yo no quería hacerla, no por nada, sino porque, en Huelva, mi carrera solo existía en la universidad privada, y no era necesaria. Pero me aconsejaron hacerla, saqué muy buena nota y me alegro mucho de haberlo hecho.

En fin, estudié Turismo y, entre medias, Auxiliar o Azafata de vuelo. Desde que terminé, la verdad es que no me he pasado grandes periodos de tiempo sin trabajar. Además, he sido muy feliz haciendo este tipo de trabajo que me ha permitido estar en contacto directo con el público y me ha acercado a grandes amigos que, en otras circunstancias, nunca hubiese conocido.

Con todo esto quiero decir que no me he equivocado en mi elección, aunque fuese tardía. Pero, desde que salí de la universidad siempre he dicho que quería estudiar otra carrera. Por ninguna razón en concreto, sino porque me gusta estudiar, me lo paso bien. Lo que pasa es que nunca he decidido cuál sería esa carrera. Ya todos sabéis que me gusta Periodismo, pero no lo tenía del todo claro.

Es este año (hace un mes) cuando me he puesto a mirarlo en serio, ya que no quiero esperar más porque no quiero estar tampoco toda la vida arrastrando una carrera.

En fin, que estuve viendo las posibilidades y, al estar trabajando, la mejor opción sería hacer la carrera a distancia, lo que me permite una mayor flexibilidad. Y, además, decidí que tendría que ser una carrera de tres años (Periodismo descartado) para no cansarme y abandonarla. A parte, yo ya he decidido mi campo de trabajo, quería una titulación no como finalidad para encontrar un trabajo, sino para aprender, para conocer, unos estudios que me ayudaran a mí como persona.

Le he estado echando un vistazo a las posibilidades y, sin ninguna duda, ya lo tengo claro. Este año voy a matriularme en Trabajo Social por la UNED. Una carrera que tiene unas asignaturas tan humanas como las relacionadas con la pobreza, violencia de género, salud y vejez, la inmigración, drogadicción, trabajo con discapacitados y, en general,con todos los grupos en riesgo de exclusión que existen en la sociedad. Me parece una carrera que me puede ayudar a comprender la situación real (si es que se puede comprender).

De hecho, luego he estado pensando que no me importaría, en un futuro, ejercer en alguno de los campos de acción que esta titulación te brinda.

Así que, ya sabéis, Hermanita vuelve a la Universidad!

5 comentarios:

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Animo!,la mejor inversión que puedes hacer en tu vida es estudiar.Que tengas suerte en esta nueva empresa.

victorysilcana dijo...

Si te gusta y te ves capacitada adelante.
Trabajadora Social es una profesión que te acerca a muchos problemas de esta sociedad, que sabemos que están, pero no los queremos ver, prestas muchísima ayuda a gente que realmente la necesita y a medida que vas resolviendoles problemas a esta gente, te llena como persona , puesto que sabes que le has guiado para mejorar su situación.
He trabajado en un centro de acogida para transeuntes y se lo que enriquece este trabajo.
Mucho ánimo, suerte y fuerza en tu empeño.
Saluditos.

TeleAzafata dijo...

- José Antonio: Gracias por tus ánimos. Yo también creo que es una buena inversión y es por esto que me he decidido de una vez. Saludos!

-Victorysilvana: Grcias a tí también. Por eso que cuentas es por lo que me gusta la carrera, por que es muy humana y creo que podría enriquecerme bastante. Saludos!

Juanela dijo...

Eso ánimo, ánimo!!
Si es lo que quieres y puedes, pues ya estas tardando!
Si lo dejas, el dia de mañana pensaras "y si lo hubiera hecho.....
Pues mucha suerte!!!

Hermanita de la Caridad dijo...

Pues sí, Juanela, no e quiero arrepentir de no haberlo echo así que... allá voy!

Blog Widget by LinkWithin