martes, 30 de septiembre de 2008

Razones

Cuánto tiempo sin pasarme por aquí...
En realidad no sé qué quiero decir. Estos días ando un poco desubicada de mí misma, no me reconozco al mirarme desde fuera, no puedo parar de dejarme ARRASTRAR por mis sentimientos, no soy capaz de RAZONAR, como lo hubiera hecho hace un tiempo. No sé qué me está pasando.
¿Miedo?... Es muy probable, a dejarlo todo, a perderlo todo.
¿Segura?... Sí, completamente. No se me ocurre una razón más noble para hacer las cosas que el AMOR, razón que muchos critican (yo misma) pero ante la cual algún día acabarán sucumbiendo. Parece más normal hacer las cosas por dinero, por placer, incluso por odio, pero hacerlo por amor es muestra de debilidad.
Lo siento... soy débil.

4 comentarios:

Antoniojezu dijo...

No tengo palabras. Sólo que te quiero y que voy a luchar por merecérmelo. Besos.

f-18 dijo...

si en verdad es asi lo que piensas no heres unica si no miralo camvia el masculino en femenino y aplicatelo ::::::::::jueves, septiembre 15, 2005
Mil Tonterías
Comerme la sopa de letras con el diccionario en la mano, para no cometer ninguna errata, mientras busco tu nombre en el plato. Buscar en tu espalda la fecha de caducidad escrita en el dorso, saboreando todos los gustos posibles mientras la beso. Sazonar todas nuestras comidas con la sal de mis lágrimas, esas de felicidad que ruedan por mi cara con solo pensarte. Abrazarme fuertemente a ti, por temor a dar un paso y caerme por el borde de este planeta de ilusión. Estarme horas y horas mirándome en el espejo de la mar, tratando de verte reflejada en las niñas de mis ojos. Caminar por las calles hacia atrás, para intentar regresar siempre al mismo lugar, donde te vi la primera vez y volver a conocerte mil veces. Hacerme pequeño, muy pequeño, para poder esconderme en el ojal de tu blusa y sentir tu corazón. Perfumar al viento con tu olor, para que me envuelva tu presencia siempre y en cualquier lugar. Escribir en las nubes de tu cielo mi nombre, para que cuando mires hacia arriba me pienses. Buscar ese trébol de cuatro hojas que esconden los duendes de mi bosque, para tu suerte y la mía. Aprender todos los idiomas del mundo, para decirte, como el eco de las simas, te quiero, te quiero... Todo esto y mil tonterías mas, porque esta enfermedad del amor, tiene unos síntomas incurables, sin mas antídoto conocido que inyecciones de pasión y ternura que hacen mas llevadera la convalecencia.
muchas felicidades preciosa

Timore dijo...

Si por amor haces las cosas y con eso te sientes satisfecha yo desde mi humilde opinión te animo a que sigas siendo débil porque yo por amor hice cosas y aún las sigo haciendo, y te aseguro que si las haces por amor no te arrepientes nunca de hacerlas, y si no, como prueba un botón... apuesto por la felicidad plena y si ésta la da el amor de pareja y familiar y el amor de los amigos, con eso ya es suficiente...

Espero poder quedar este finde contigo ya que Mónica vendrá conmigo a Rociana y así podré presentártela, ya me cuentas!

Muchos besotes,

Timore tu querido amigo...

Anónimo dijo...

el amor solo no es suficiente, por lo menos para mi. No era así?

Blog Widget by LinkWithin